las inversiones ruinosas del mercado de Diciembre

Comenta toda la actualidad de la entidad y del primer equipo.

Moderador: Consejo de Administración

las inversiones ruinosas del mercado de Diciembre

Notapor Suricato » Mié 27 Dic 2006 15:18

Cómo no, el Alba está en ellas:

2001-2002, la Real pagó 900 ‘kilos’ por Westerveld
La mayoría de los jugadores que fueron protagonistas de este mercado invernal no lograron asentarse a los clubes que llegaron, aunque podemos encontrar honrosas excepciones como Ángel (Celta), Álvaro (Las Palmas), Kovacevic, Jauregi y Nihat (Real Sociedad). Las inversión menos acertada fue la de Westerverld, portero holandés por el que la Real pagó la friolera de 900 millones de las antiguas pesetas al Liverpool, mientras que jugadores con cierto ‘pedigrí’ no cumplieron ni de lejos con las expectativas Lombardi (Alavés desde el River Plate), Pacheco (Espanyol desde el Inter de Milán), Bassedas (Tenerife desde el Newcastle) o el veterano delantero Pizza (Villareal desde el Rosario Central).

2002-2003, casi ningún equipo acertó
El Valencia pagó 5 millones de euros al Rennes francés por Reveillere, un lateral con bastante talento y muy ofensivo que no acabó de cuajar en la Ciudad del Turia a pesar de disputar 20 partidos. En verano el Valencia le traspasó al Olympique de Lyon por 4,8 millones, y a partir de ese instante se confirmó como uno de los mejores laterales derechos de Europa. Está claro que el Valencia acertó al fichar a Reveillere y se precipitó a la hora de venderlo, pero otros equipos erraron sin discusión a la hora de reforzarse. Sorín (Barcelona desde Cruzeiro) protagonizó más polémicas fuera del campo que éxitos en el terreno de juego, nadie se acuerda ya de Manfredini (Osasuna desde la Lazio) en Pamplona, en Santander todavía discuten fichajes de Corominas y Sarabia (Racing desde el Palamós), y el brasileño Joazinho (Recreativo desde Cruzeiro) no dejó huella en Huelva.



2003-2004, muchos millones tirados a la basura
El Albacete pagó 200 millones de pesetas al Santos por Fabiano, el Espanyol soltó 1.000 millones al Steaua por Raducanu, el Mallorca desembolsó 2.000 millones a River Plate por Pereyra y el Villarreal invirtió 2.500 millones en Battaglia, medio de Boca Juniors. De todos estos jugadores sólo Battaglia ofreció un rendimiento más que decente, pero su falta de adaptación a la vida española provocó tiempo después su regreso al fútbol argentino. Las cesiones del ‘Pollo’ Oliveira (Atlético desde la Juventud), Hadji (Espanyol desde el Aston Villa), Vignal (Espanyol desde el Liverpool), Iván Hurtado (Murcia desde Barcelona de Ecuador) o Dani (Zaragoza desde el Barcelona) no surgieron el efecto esperado.



2004-2005, Gravesen fue el fichaje estrella
El Real Madrid fichó a bombo y platillo a Gravesen, un danés cuyo mayor mérito hasta el momento era ser el perro de presa del Everton, enseñar sus genitales en una concentración con Dinamarca y tener fama de gozar de un carácter conflictivo. El equipo blanco pagó 3,5 millones de euros por un jugador del que tuvo que desprenderse una temporada y media después y que nunca se adaptó al complicado vestuario madridista. Otro jugador danés que llegó a Madrid y que nunca se adaptó fue Gronjkaer, un habilidoso extremo por el que el Atlético pagó 2 millones de euros al Birmingham. Richard Núñez (Atlético desde el Grashoppers), Albertini (Barcelona desde el Atalanta), Maxi López (Barcelona desde River Plate), Tote (Málaga desde el Betis) o ‘Toro’ Acuña (Deportivo desde el Al-Ain) fueron muchos de los que se esperaba mucho más de ellos.



2005-2006, el Real Madrid se cubrió de gloria
El Real Madrid tiró de chequera para reforzarse en el mercado invernal. Se trajo a Cicinho desde el Sao Paulo por 8 millones de euros y a Antonio Cassano por 5,5 millones de euros. El lateral brasileño ha sufrido una grave lesión, pero antes de ese percance nunca logró convertirse en el indiscutible dueño del lateral derecho del Madrid. Un lujo para una inversión de ese calibre. Cassano llegó desde la Roma por la puerta de atrás, y hasta el momento sus polémicas han tenido más trascendencia que su juego. Los 3 millones de euros que el Mallorca pagó por Pisculichi, un jugador traspasado 6 meses después al Qatar Al Arabi, y el millón de euros que desembolsó la Real al NVC Dánzale por Stevanovic también parecen excesivos. Las llegadas de Jajá (Getafe desde el Westerloo), Gabriel (Málaga desde el Fluminense), Ribeiro (Málaga desde el Dinamo Moscú), Lee Ho Jin (Racing desde el PSV) o Viáfara (Ral Sociedad desde Portsmouth) tampoco fueron un acierto.
Imagen
Suricato
Dir. General
Dir. General
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 4123
Registrado: Mié 07 Sep 2005
Ubicación: en el infinito y más allá
Reputación: 30

Notapor Juanda » Mié 27 Dic 2006 20:42

Mira!!! los que ahora le tenemos que pedir a un banco!!
Juanda
Dir. General
Dir. General
Avatar de Usuario
 
Mensajes: 2861
Registrado: Mar 30 May 2006
Ubicación: en Babia
Reputación: 200


Volver a Actualidad

¿Quién está conectado?

Usuarios navegando por este Foro: Bing [Bot] y 14 invitados

cron